Un compositor suspendido entre el vacío y la materia

Hoy estrenamos de forma oficiale el videoclip musical de Max Fuschetto. Pero, ¿quién es Max?



El encuentro

A Max lo conozco ya desde hace una década.
Compartimos el proyecto de “Percussioni Ketoniche“, donde él aporta música sintetizada y yo imágenes y videoclips en directo.

Nuestro primer experimento juntos ocurrió en 2013 en Nápoles, en el emblemático Cubo d’oro de la Mostra d’Oltremare para el festival “Forum Universale delle Culture“.

ritratto sedie teatro

 

El compositor Max Fuschetto. Retrato en el teatro de Larino (CB) durante nuestro último encuentro

Muy intrigante el tema con el que iniciamos nuestra colaboración.



¡Sí, con “Nuragas” nos conocimos entonces!

El tema, que está escrito para 22 cencerros, es una idea suya del 2008. Se trata de un homenaje a la Cerdeña Nurágica, a sus construcciones milenarias, a la belleza de sus paisajes, a la cordialidad de sus gentes.

Me cuenta Max: “Pensé que para realizar lo que tenía en mente tendría que buscar un sonido que conservase un aroma arcaico. Por casualidad, se cruzó en mi camino una colección de cencerros y sentí que ése era el instrumento adecuado. El cencerro une las culturas pastorales del mundo. En la ondulante reverberación del metal, en su independencia de un sistema sonoro racional y codificado como el del teclado de un piano, en la libertad de una modalidad de construcción que privilegia a parámetros sonoros ligados al uso y al contexto original, el cencerro se convierte en símbolo sonoro de un mundo suspendido, siempre igual y, no obstante, siempre nuevo en el sugerir caminos a la imaginación y en el restituir fragmentos de sueño, ajeno a la ciudad, en su forma de mostrarse siempre diversa, resuena siempre igual”.

En primer lugar el tema se llama Nuragas, palabra que nace de la unión de Nuraghe, la típica construcción primitiva de Cerdeña, y de Raga, una palabra india que indica una forma específica de construir música. Ragas es además la falda sarda típica

Compositor y live electronics performer

video clip musical

 

Durante las pruebas del videoclip musical de Percussioni Ketoniche en Italia

Entre sus grandes habilidades, no falta un espíritu de adaptación al cambio. Como todo buen napolitano, sabe adaptarse como agua a un contenedor.

Por último quiero decir que su música hace viajar. Conocerlo ha ampliado mi horizonte, haciéndome imaginar lo inimaginable con la realización de este último videoclip musical.

Traducción italiano a español por Silvia Munguía